16.10.08

Alfita

Es una gata inquieta, totalmente libre. Si no le das bola te rompe algo, si le das bola te rompe algo. Si no le das de comer te rompe algo. Si le das de comer, come. Después de comer te rompe algo.
Toma una siesta dentro del placard. Le gusta salir a la terraza y sentirse más salvaje. Sabe cuando la mirás y se hace la linda. Te da vuelta el tacho de basura, molesta al tío Oliverio y corre como desquiciada. De pronto se esconde detrás de la cortina, se le ve la mitad del cuerpo pero siente que es totalmente invisible. Te roba lo que estás comiendo, lo que pensás comer, lo que no sabías que había de comer. Es un pequeño torbellino que destruye la casa hasta que se le acaba la energía y se duerme. Ahi, recién ahí, es un angelito peludo y tierno.

2 comentarios:

beere 13 de febrero de 2009, 3:13  

jajajjaja..



te amo

Santiago 27 de marzo de 2009, 12:45  

Geniales las fotos y sempatequiiisimo el relato.
Un agrado conocer a Alfita, y sí. Tiene cara de bardera

© Todos los derechos reservados.
Gonzalo Nogueira · http://gonzalonogueira.blogspot.com · gonieska@yahoo.com.ar